miércoles, 10 de agosto de 2022

EL OTOÑO DE FEIJOO. Antonio Campos Romay*

 Seguramente no sepa el Sr. Feijoo, porque ningún mensajero quiera decírselo, que su reino no es ya de este mundo. Como Arsenio Iglesias, su mayor error fue cuando ya metido en su otoño acepto dirigir el “equipo del Régimen” resultándole sumamente indigesto tal régimen al haber abandonado “el bruxo de Arteixo” su tradicional astucia y prudencia.

Receloso y cauto D. Alberto hizo oídos sordos a los cantos de sirena llegados de la Villa y Corte en ocasiones anteriores optando cuerdamente por la opción de ser cabeza de ratón que cola de león. Pero la euforia de la conspiración de los Brutos le pudo, y como Fernando VII, se sintió “el deseado” concediendo en mala hora, “vayamos todos y yo el primero…”

Pero tras el asesinato del Cesar, no resultaron alfombras de flores, las que conducen al Capitolio… El Senado no amaba al Cesar cierto, pero no todas la voces fueron afines entre los que lo mataron con prácticas traicioneras. Una hay que cada noche sueña suicidar a Bruto haciéndolo que se arroje sobre su espada. La Roma mesetaria pasados los idus de marzo empezó a dejar de ver al salvador como tal y con avieso desparpajo la loba capitolina negó sus ubres a su presunta moderación y comenzó ladinamente y sin pausa a dejarlo en evidencia asimilándolo a la “derechita cobarde”.

De la tenebrosa escena popular solo queda por ver la reedición de la batalla de Filipos y la desbandada de su ejército… O quizás una deleznable escaramuza saldada con el naufragio de quien surgió de una idílica barquita donde el Mesías aplicaba con mimo crema solar en la espalda de un narco bajo la guía espiritual de maese Romay y el patriarca Fraga en el conjuro de una queimada.

En distinta covacha bajo idéntica sigla, otro druida, con el acrónimo MAR a cuestas, entre los vapores del orujo en que conserva su forma humanoide, realiza sus sortilegios en hilo directo con el Dios Aznar para manejar su creación, su polichinela, la muñeca diabólica, al antojo de sus frustraciones y anhelos.

Feijoo, caballero de la triste figura pero sin su nobleza e ingenuidad, confunde molinos con gigantes y desconoce su enemigo real. Como cínicamente dijera en una ocasión en una Comisión del Congreso el tal Aznar de larga sombra, “los enemigos no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas”… Ahí pululan D. Alberto… En la Real Casa de Correos, en la historiada Puerta del Sol, que tanto vio izar en medio de gran emoción la bandera de la Republica un 14 de abril de 1931, como las salvajes torturas que infligía la Brigada Político Social del régimen franquista.

Triste calvario le espera y no enfrentándose al Sr. Presidente del Gobierno, (que también), sino al continuado apretar en su cuello del foulard de la lideresa a distancia liderada. Mientras la sonrisa de hiena con vapores báquicos mece la mano que le ahoga.

El P.P que usted conocía D. Alberto, el de andar en bata de casa, el que reina por incomparecencia del contrario desde del Padornelo hasta el mar, aun siendo un buen laboratorio de bribonadas, es leve remedo ante el partido de los genoveses, frankenstein, donde lo frique exhibe categoría, saturniano devorando a sus hijos, avispero de puñaladas y zancadillas y donde el pijerio venenoso, se va de cañas a preparar el Motín de Esquilache.

En la soledad de su almena, cada vez más solitaria, en vísperas de emular al anglonormando Juan Sin Tierra, tiempo tendrá a lamentar haber cambiado el amable teñido de las campanas de Bastabales que enamoraba a Rosalía por el repique del reloj de Gobernación…

Que ya decía en 1855 cuando se colocó por primavera vez tal artefacto con irónico gracejo la ciudadanía perspicaz y con acertada premonición,

“Este reló fatal, que hay en la Puerta del Sol

dijo un turco a un español,

¿por qué anda siempre tan mal?

El turco con desparpajo contestó cual perro viejo:

este reló es el espejo del gobierno que hay debajo”

*Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia.

EL AGUA EN GALICIA - HAY QUE HACER PANTANOS (octubre 2008)

El articulo que sigue fue escrito en 2008, hace 14 años, fruto de una reflexión personal. Si AGUAS DE GALICIA sirviera para lo que es su función principal, y la XUNTA hubiera tomado sus decisiones pensando en el futuro de los ciudadanos gallegos, había tiempo para que hoy, en 2022, las restricciones de agua de boca fueran mucho menores. Los gobiernos del Sr Feijóo fallaron.

EL AGUA EN GALICIA – HAY QUE HACER PANTANOS.

Ya sé que no es políticamente correcto sostener la afirmación del título, pero no me resisto a intentar que las razones, que expongo a continuación, merezcan al menos el estudio de los responsables que tienen la obligación de tomar las decisiones que garanticen un futuro de bienestar a los gallegos.
Razón a - El hombre como especie forma parte de la ecología, está acreditado que necesitamos del uso de las tecnologías duras e intensivas y en consecuencia soy partidario de su uso, al menos que alguien me convenza de la bondad del método que habría que utilizar para seleccionar los millones de personas que sobrarían en Europa o del grado de desarrollo del que debemos prescindir, en el caso de renunciar a esa tecnología.
Razón b – El agua es algo más que un recurso, hay que valorarla también como un patrimonio que aumenta día a día su valor y no solo en lo económico. No tiene lógica que el Galicia recojamos y regulemos menos del 20%, el 10,5% si nos referimos a la cuenca Galicia- Costa donde se concentra el 70% de la población y algunas veces ya se pasa sed. Si queremos garantizar un futuro confortable para nuestros hijos es imprescindible dominar el recurso y aumentar el patrimonio. Los gallegos del futuro tienen derecho a beber y disponer de agua en cantidad y calidad suficientes.
Razón c – En el conjunto de España el 80% de los recursos hídricos se destinan a la agricultura, en Galicia la cantidad hoy no es significativa, pero si se cumple una pequeña parte de las previsiones del cambio climático nuestras necesidades se aproximaran a la media española. Los gallegos del futuro tienen derecho a comer adecuadamente.
Razón d – Somos extremadamente deficitarios en energía primaria, solo disponemos de las renovables, donde la hidroeléctrica es la de mayor calidad. Por otra parte, ¿Cómo convertir los parques eólicos en parte integrante de un sistema fiable sin una capacidad de bombeo suficiente? Los gallegos necesitamos imperiosamente de toda la energía propia, para mantener un mínimo de autonomía a la hora de las decisiones sobre nuestro desarrollo.
Razón e - Medioambiental. ¿Alguien puede sostener que un Kw. hidráulico impacta más en el medioambiente que un Kw. producido con carbón importado, todo el ciclo incluido? O que ¿el agua embalsada no es un medio ambiente propicio para la vida?
Otro tema es quien tiene que administrar ese recurso, según mi modesta opinión: la participación de manos públicas es lo más conveniente y deseable, aun cuando no necesariamente sea la Xunta.

Octubre de 2008
Fdo: Isidoro Gracia Plaza

sábado, 23 de julio de 2022

IMPUESTOS A LA BANCA

Con motivo del impuesto que el Gobierno quiere poner a la Banca esta ya ha respondido que “si hay resquicios para no pagarlo, lo pelearemos”. La sorpresa sería que los mismos que nos cobran comisiones abusivas y fraudulentas y nos timan con sus letras pequeñas se volvieran de pronto altruistas. Rescatar a la Banca nos costó a los españoles 101.500 millones de euros, de los cuales sólo se espera recuperar unos 9.500 millones. Esto afectó a nuestros ahorros, a nuestra deuda y a la bolsa de las pensiones. Pero Oh! Sorpresa!, directivos acaudalados, como la señora Mª Dolores Dancausa, Consejera delegada de Bankinter, entidad que hasta junio ha ganado un 11% más que el año anterior, mientras los demás nos apretábamos el cinturón, considera injusto el impuesto. No le parecen injustos todos los privilegios de la Banca, como los activos fiscales que les permiten pagar menos impuestos (el DTA por ejemplo) y deducirse pérdidas heredadas de la burbuja inmobiliaria que ellos mismos engordaron. Ahora intentan meterle el miedo a la gente diciendo que eso va contra la economía… será contra la suya, porque los que sí pagamos impuestos, sin deducciones ni ingeniería fiscal, sabemos que ese dinero nos retorna en forma de sanidad, educación, servicios, infraestructuras y ayudas sociales. También amenazan con que eso va a suponer despedir trabajadores de Banca, lo que resulta de un cinismo insoportable, teniendo en cuenta que desde el 2008 la Banca ha mandado a la calle a 124.000 trabajadores, batiendo records en el 2021, con 18.957 empleados expulsados, por no hablar de la precarización laboral sufrida en las últimas décadas. Y aún se pregunta la señora Dancausa que no entiende el porqué del impuesto. Se le llama solidaridad, pero esa palabra no viene en el diccionario del neoliberalismo (ellos prefieren la caridad, que limpia sus pecados cual hostia divina). Tampoco demoniza el Gobierno a la Banca, tarea en la que esta no necesita de ayuda y se basta bien sola: cierre de oficinas (pretendiendo que se pague con dinero público la apertura de estas en las localidades pequeñas); fomento de la brecha digital, que perjudica a los más desfavorecidos y especialmente a los mayores de 65 años (según datos de Cruz Roja casi la mitad tienen capacidades y posibilidades digitales bajas); comisiones abusivas, especialmente entre aquellos con ingresos bajos, fomentando las desigualdades; fraude hipotecario; tarjetas revolving; y un largo etcétera, como demuestra que entre 2011 y 2020 el Banco de España recibiera un total de 220.900 quejas cuya tramitación se tradujo en la devolución de 21,27 millones de euros que la Banca había detraído a sus usuarios (y eso sólo los que tuvieron la entereza y la posibilidad de enfrentarse a los despachos de abogados de las entidades bancarias). Sin olvidarnos de la volatilizada Obra Social de las Cajas, desaparecidas en aras de consolidar el oligopolio bancario, que en el 2008 destinaron más de 2.000 millones de euros a actividades sociales, retorno social que las nuevas y cebadas entidades bancarias han trasladado a sus beneficios, junto al coste de todos los servicios que han dejado dar y los sueldos de sus empleados, sustituidos por los propios usuarios que realizan ahora las gestiones bancarias y tareas administrativas sin que ello les reporte ningún beneficio económico. Pero la realidad social y el Estado del Bienestar no deben ser un casino en el que la Banca siempre deba ganar…mucho.
 
Guillerme Pérez Agulla

viernes, 22 de julio de 2022

¡¡¡DEMOCRACIA!!!… TENEMOS UN PROBLEMA. Antonio Campos Romay*

 

Con la misma angustia que los técnicos de la Nasa se alarmaban con el funcionamiento del Apolo XIII, cabe hacerlo con nuestra democracia cuando uno de sus pilares se muestra afectado por la carcoma de la mala praxis.

La libertad de expresión es elemento vertebral de una sociedad democrática. No es gratuito que se cite en el artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos y se recoja en el ámbito del derecho internacional, en el seno del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

En una sociedad democrática la libertad de difundir informaciones e ideas sin estar sujeta tal actuación a censura previa, y sin más responsabilidad posterior que la que fije la ley es una referencia indispensable. Establecido lo cual y la trascendencia que comporta para la convivencia, alarma comprobar como a su amparo, individuos y corporaciones mediáticas difunden aposta mensajes no veraces. Cargados de intención dolosa y con ánimo de intoxicación de la vida colectiva. Cuya motivación va dirigida a adulterar la democracia y truncar la ejecutoria de un gobierno legítimo con campañas carentes del menor freno ético.

La ciudadanía asiste estupefacta a la exposición pública y descarnada de la alianza entre las cloacas del estado y la caverna mediática. Una alianza que a través de bulos, difamaciones y calumnias esparcidas como bombas de racimo, se afana en destrozar la honorabilidad de dirigentes políticos y de organizaciones situadas en la izquierda del hemiciclo. Socavando su credibilidad ante el electorado aún a costa de la propia estabilidad del país, propiciando un estado de opinión sensible a mensajes reaccionarios.

Vale para ello lo más grotesco…En su paranoica cruzada tanto da exhibir las ecografías de una embarazada violando suciamente la intimidad de una madre, como manipular fotos del Presidente del Gobierno inspeccionando la situación de un incendio en Extremadura con su Presidente y una colaboradora. Mágicamente (como hacían los estalinistas) desaparecen dos personas de la foto para poder titularla, “Pedro Sánchez posa como un Adonis con la España calcinada de paisaje de fondo”…Como guinda de la “noticia” en un recuadro se reclama la atención sobre su entrepierna y el presunto bulto de su atributo viril... Eso se califica como “periodismo de investigación” y libertad de expresión…

Se normaliza un concepto de moral cívica tan laxa que tolera todo tipo de aberraciones. Los burdos montajes de cuentas inexistentes en algún paraíso fiscal o relaciones con el terrorismo etarra atribuidas falazmente a un ex -vicepresidente de Gobierno a sabiendas de que es una noticia falsa. Laxitud moral que da por bueno que caracterizados comunicadores y comunicadoras en programas de máxima audiencia tras quedar en evidencia como brazos mediáticos de las maquinaciones de la pocilga policial (que algunos prefieren llamar “patriótica”) sigan campando sin el reproche legal adecuado. Emponzoñando el buen nombre duramente adquirido de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con una complicidad entre cloacas para destruir la imagen de políticos y formaciones cuya vocación sea implementar políticas progresistas, solidarias y de justicia social.

Tales individuas e individuos son los menos en el seno de un gran colectivo de profesionales ejemplares. Pero si son los más ruidosos. Estratégicamente distribuidos, actúan como lluvia fina y persistente que cala las conciencias y las manipula a conveniencia dañando gravemente a aquellos que son sus víctimas. Así cumplen la misión que tienen confiada.

Se dicen adalides de la libertad de expresión. Pero son la “voz de su amo”. Se autocalifican demócratas, pero su indecente sectarismo y falta de deontología es un grave deterioro para el prestigio de la libertad de expresión. ¡¡¡Democracia!!!... tenemos un problema...



*Antonio Campos Romay ha sido diputado en el Parlamento de Galicia.

lunes, 18 de julio de 2022

DATOS BÁSICOS PARA EL DEBATE SOBRE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

Las fuentes primarias.-

Todo tipo de energía tiene su base en alguna fuente primaria y solo después de alguna transformación, o transformaciones, está en condiciones de prestar un trabajo útil. El número de fuentes es bastante reducido, aún más reducido el que los humanos utilizamos de forma masiva para producir electricidad. Sigue una lista exhaustiva.

Clásicas o agotables. Por orden de años de reservas disponibles con la tecnología de hoy:

Carbón. Gas. Petróleo. Nuclear.

Renovables o permanentes. Por orden de importancia de uso:

Eólica. Hidráulica. Solar. Biomasa. Mareomotriz. Geotérmica.

Aún cuando en puridad casi todas, menos la geotérmica, ellas podrían considerarse una sola fuente, la solar, con distintas formas de manifestarse.

La seguridad de suministro y la geografía.-

Evidentemente las renovables están disponibles en la totalidad de los continentes y naciones, en distinto grado, ya que hay países sin mar y las manifestaciones geotérmicas importantes están muy localizadas, pero la solar y la eólica tienen presencia universal, la hidráulica está muy ampliamente extendida, tanto en lo que se refiere a las grandes centrales como, sobre todo, en las llamadas mini-hidráulicas. En contra de lo que se sostiene, en especial por los grupos ecologistas, la capacidad de nuevas regulaciones del agua que aportan las precipitaciones naturales aún es amplia, incluyendo en España y Galicia.

Las clásicas tienen una geografía mucho más restringida.

Las reservas de carbón conocidas y explotables garantizan el suministro para más de 200 años a buen precio, en caso de necesidad la cifra se puede ampliar hasta más de 500 años, a precios algo más altos, el carbón está presente y accesible en todos los continentes, salvo en América del sur donde las reservas conocidas son escasas. Incluso en Europa y España, el problema no es la existencia de reservas, el principal problema son los costes de explotación y la calidad, debido sobre todo a las lógicas condiciones laborales propias de países desarrollados y la también lógica estricta legislación ambiental.

Las reservas de petróleo contrastadas y explotables a precio razonable permiten garantizar el suministro durante los próximos 50 ó 60 años. Hoy son unos 50 los países que pueden producir un millón toneladas de petróleo al año y, de ellos, 25 están en condiciones de producir más de 10 millones. La distribución de reservas y capacidad de producción del gas natural es algo más amplia. Pero la producción y distribución de la inmensa mayor parte de los hidrocarburos está en manos de 20 grandes multinacionales. De las que mas de la mitad son empresas controladas por estados no democráticos, y en el podio de la facturación no aparece ninguna en la que sus directivos tengan que dar cuenta ni a asamblea de accionistas, ni a Comisión Nacional del Mercado de Valores, Comisión de Defensa de la Competencia o similares.

Los depósitos disponibles de uranio garantizan el suministro por 30 ó 40 años. El uso de los stocks militares y el reciclado del combustible ya quemado en centrales nucleares, alargarían el plazo hasta 20 o 30 años más, eso sí incrementando radicalmente el precio. Las reservas mineras de uranio en cantidades apreciables y a precio razonable se concentran en 6 ó 7 países, la producción minera de los 5 principales está en manos de una sola empresa. Respecto al reciclado del combustible solo 6 países o federaciones cuentan con instalaciones adecuadas la Federación Rusa (prevista próxima puesta en marcha experimental), China, Francia, Reino Unido, India y Japón), otros 2, o, 3 países o federaciones estarían en condiciones de tener este tipo de instalaciones a corto plazo. En USA se renunció al reciclado al no obtenerse financiación federal.

Así pues, si tenemos una ecuación en la que la garantía de suministro está en función directa de las posibilidades de acceso, tanto en lo que se refiere a las cantidades existentes a precios razonables, como a los posibles suministradores y/o controladores del mercado, solo el carbón y las renovables merecerían el apelativo de seguras, desde ese punto de vista.

Precios, costes y tecnologías.-

Como el tema tiene demasiadas variables es necesario simplificar y tomar alguna referencia concreta, aquí tomaremos el modelo tecnológico español.

Fuente

Inversión

Costes fijos

explotación

Costes variables

Seguridad suministro


Carbón

Baja

Medios

Medios

Alta


Gas ciclo combinado

Media

Bajos

Medios/altos

Alta


Gas ciclo simple

Media

Medios

Altos

Alta


Nuclear

Muy alta

Altos

Muy bajos

Media


Hidráulica c/regulación

Muy alta

Medios

Muy bajos

Alta


Hidráulica fluyente

Altos

Medios

Muy bajos

Intermitente


Eólica

Altos

Bajos

Casi cero

Intermitente


Solar

Muy alta

Muy altos

Casi cero

Intermitente


















Para completar el esquema, es necesario contemplar dos fuentes (discutibles como primarias) que actúan como complementarias. El fuel, que mejora la seguridad y flexibilidad del sistema, y el bombeo que es imprescindible para funcionar, de forma coordinada, con el parque nuclear y los dispersos e imprevisibles parques eólico y solar.

Fuente

Inversión

Costes fijos explotación

Costes variables

Seguridad suministro

Horas / año

Fuel

Media

Altos

Muy altos

Alta

500 /600

Bombeo

Elevada

Medios

Altos

Intermitente

<1000



Otros condicionantes.-

Evidentemente el primero a considerar es el de los impactos medioambientales. El estudio de estos exige al menos dos entradas, la primera la probabilidad de que se produzca un impacto fuerte, y la otra la posible gravedad e irreversibilidad de ese impacto.

El carbón produce con toda probabilidad CO2, NOx y SO2, con importante impacto a largo plazo, si bien las consecuencias más graves pueden moderarse o corregirse, aún cuando sea a cambio de un esfuerzo económico mantenido en el tiempo. El gas y el fuel producen unos impactos similares, aún cuando en menor medida. En el caso de la fuente nuclear, la historia, en especial la más próxima, nos demuestra que aún cuando la probabilidad no es muy elevada, sus consecuencias son desastrosas y de difícil reversibilidad.

De todas las renovables, la única que puede dar un accidente grave es la gran hidráulica, aún cuando no abundan los ejemplos históricos. Los impactos más claros son los paisajísticos y los que se producen durante la fase de producción de los equipos, nunca graves y siempre reversibles.

Otro condicionante importante es el de la capacidad de regulación para hacer viable el conjunto del sistema. La regulación primaria, que permite la corrección de los desequilibrios del sistema, en su variable de potencia disponible, en pocos segundos, solo es posible en alguna de las tecnologías que hacen girar los alternadores. La secundaría, con la que corrige la frecuencia, exige que exista disponibilidad de reserva de potencia de las máquinas y debe actuar en algunos minutos. Aún serían necesarias otras capacidades de regulación a plazos diferentes. Pero son las anteriores las que condicionan el equilibrio y viabilidad técnica del sistema, es en ese punto donde todas las renovables, con excepción de la hidráulica, tienen su talón de Aquiles, las variables, viento e insolación, no son estables y en consecuencia permanentemente introducen factores de desequilibrio. El ciclo combinado tampoco permite la regulación primaria debido a los específicos ritmos de funcionamiento.

Visto todo lo anterior, la apuesta por las energías renovables exige la existencia de una capacidad de bombeo suficiente y creciente, según se vaya incrementando la aportación de estas. El porcentaje adecuado de bombeo debe de situarse, como mínimo, cerca del 10 al 15 % de la suma de potencia eólica y solar instalada. La apuesta ecológica por las energías renovables es incompatible con la oposición a la construcción de nuevos embalses, y no hablamos de una necesidad menor, hablamos de 3000 o 4000 Mw a instalar a medio plazo (el equivalente a 4 grandes centrales nucleares). Cifra que irá aumentando con el crecimiento del peso de ambas tecnologías en el “mix” energético español.

Nuevas tecnologías.-

Por parte de cada uno de los grupos de presión y las empresas que operan y apuestan las distintas fuentes, se nos hace llegar a los ciudadanos las noticias que más les convienen a sus correspondientes intereses. Los gobiernos hacen lo mismo respecto a sus apuestas con los fondos públicos.

Por ejemplo, los gobiernos periódicamente hacen circular noticias sobre la fuente nuclear de fusión, dando a entender que nos encontramos ante la solución definitiva. El proyecto de referencia es el ITER del que son o fueron socios: Unión Europea (UE), Rusia, Estados Unidos, Canadá, Corea del sur, China (desde 2003), India y Japón. La central experimental se construirá en el sur de Francia, tiene una sede administrativa y técnica en España y no tendrá resultados para trasladar al campo comercial antes de 2030 o 2040. Pero como el gasto se mide en docenas de miles de millones de €, los gobiernos se ven obligados a dar esperanza e imagen cada poco tiempo.

Las empresas y grupos que mantienen la apuesta por la fisión, hacen llegar a los medios de comunicación, incluidas las revistas más especializadas y serias, noticias sobre el avance en la seguridad intrínseca de los reactores, la transmutación de los residuos radiactivos más peligrosos y de larguísima vida, en otros de vida corta y mucho menos radiactivos, o nuevos tipos de reactores capaces de funcionar con nuevas fuentes diferentes y mucho más abundantes que el Uranio (p/e el Torio). Pero lo cierto es que el primer reactor comercial de nuevo tipo está por construir y poner en explotación, y que el medio más seguro para mantener bajo control los residuos de alta actividad y larga vida sigue siendo el enterramiento en formaciones geológicas estables y profundas. Por cierto, hicieron bien su trabajo y, hasta que el problema de Japón con el desastre de Fukushima lo ha vuelto a poner de manifiesto, convencieron de las bondades de la energía nuclear de fisión a buena parte de la opinión pública, pasando a segundo o tercer plano los sucesos de Chernobyl o de la Three Mile Island.

Además esos mismos grupos hacen publicar noticias y estudios sobre la amenaza del cambio climático, inminente según ellos, y la contribución a ese cambio de los combustibles competidores hidrocarburos y carbón, este de forma especial. A su vez, grupos y empresas con apuestas en el carbón, comunican los avances en el lavado del carbón para eliminar óxidos de azufre y nitrógeno; y las tecnologías de secuestro del CO2, que evitaran su aportación al cambio climático. Etc., etc.

Ahora está de moda el Hidrógeno verde, los combustibles sintéticos obtenidos con él (H2+ CO2 atmosférico) que permitirían el uso de motores de combustión interna, por ser teóricamente neutrales en la emisión de CO2.

En las fuentes renovables también se desarrollan nuevas posibilidades tecnológicas, tanto por parte de los centros de investigación públicos, como por grandes empresas, y lo más importante también por PYMES. La aparición de nuevos ingenios para obtener energía del mar tanto de los fenómenos mecánicos (mareas, olas, vientos) como térmicos (la diferencia de temperatura entre la superficie y grandes profundidades), las mejoras de costes en los captadores de energía solar, y los sistemas de almacenamiento de la energía así obtenida (p/e en grandes depósitos de sales fundidas) y de los rendimientos de cada unidad eólica, son noticias que solo suelen aparecer en los medios especializados, porque muchos de los actores solo tienen escala local, lo que choca con la implantada cultura de grandes corporaciones que administran desde siempre la producción y distribución de la energía.

 Todos los actores demandan fondos públicos para su I + D + i, ya que en contra de lo que se sostiene en todos los ámbitos de opinión, en el tema de la energía no existe libertad mercado, debido a los oligopolios existentes en especial en las fuentes clásicas, con efectos solo moderados, muy modestamente, por la intervención de los gobiernos y otros actores públicos como la UE.

A modo de conclusión.-

Los ciudadanos, incluidos los más radicalmente ecologistas, nunca perdonarían a un gobierno que les impusiera restricciones a su consumo eléctrico. Así pues la garantía de suministro es, de forma inapelable, la primera condición a cubrir a la hora de diseñar el parque de generación eléctrico para un país desarrollado. El precio es solo el segundo factor a considerar, quizá al mismo nivel que el impacto medioambiental a largo plazo, hoy incluso por delante de él.

En consecuencia el “mix” de generación que se elija, para España y muy probablemente para cualquier país desarrollado, debería atender a los siguientes criterios:

Respetar los requerimientos de fiabilidad del sistema.

Utilizar todos los tipos de combustibles y fuentes.

Obtener un nivel de emisiones lo más reducido posible.

Integrar la mayor cantidad de renovables posible en el sistema.

Respecto a este último punto, como síntesis, se puede decir que la mayor o menor integración de las energías renovables en el sistema depende de su capacidad para asimilarse al comportamiento de los generadores síncronos gestionables; en la medida en la que no lo sean, existirá un límite técnico a la potencia que puede estar en cada momento en servicio. Ya hemos apuntado más atrás que la eólica y la solar no son gestionables, por definición, lo que limita su “peso” y exige importantes instalaciones auxiliares, de bombeo, si se quiere avanzar en su implantación y crecimiento.

Isidoro Gracia